Saltar al contenido

Oruga Procesionaria del Pino

oruga procesionaria

Existen miles de especies de orugas en el mundo y muchas de ellas pueden llegar a ser bastante peligrosas. La Oruga Procesionaria es una de ellas.

Si algunas has leído sobre orugas, sabrás que son animales lepidópteros, y que son la estación larvaria de las polillas y mariposas. Y muchas de ellas, como mencionábamos anteriormente, poseen cierto poder ponzoñoso que las ayuda a defenderse de los depredadores.

Pero ¿qué hace a esta oruga del pino tan especial? Son muchas las particularidades que hacen de este insecto un personaje peculiar en la naturaleza, además del hecho de ser una de las larvas más peligrosas del mundo.

¿Procesionarias? ¿Por qué?

Debe su nombre al hecho de que estas larvas se mueven en grupos, formando una fila india.

Es decir, forman una procesión de orugas bien organizada mientras se trasladan o alimentan.

Es también conocida como la Oruga Procesionaria del pino debido a que suelen alimentarse principalmente de este tipo de árbol. De hecho, es considerado en España como el insecto más desfoliador de pinares del país.

La procesionaria es capaz de alimentarse de todos los géneros de pinos (pinus, cedrus, abies). Aunque sienten mayor atracción hacia los pinos laricios o similares

Otro nombre que lo caracteriza es el de gata peluda en Argentina, ¿la razón? Por supuesto, se debe a sus características fenotípicas (pelaje).

oruga peluda procesionaria

Ciclo biológico

Como cualquier otro lepidóptero, la oruga del pino posee un desarrollo de tipo holometábolo, es decir, poseen la fase de huevo, larva, pupa e imago o fase adulta, el cual es el ciclo vital característico de estos insectos.

En su primera fase, tras el apareamiento, se queda en forma de huevo en la copa de los árboles o donde la madre considere apropiado.

Son puestas en espiral y forman alrededor de 300 huevos protegidos con las escamas de la hembra, extraídas de su propio cuerpo.

Pasados los 30 o 40 días nacen las larvas, las cuales tendrán cinco etapas de crecimiento que durarán poco o mucho dependiendo a la temperatura de la zona (hasta 9 meses en climas fríos).

Estas empezarán a alimentarse inmediatamente de las acículas de los árboles donde son puestas, mientras avanzan por todos los estados de crecimiento larvario. Ya en su fase adulta, bajan al suelo en procesión una detrás de la otra para defenderse de los depredadores, y proceden a enterrarse.

Cada oruga teje su propio capullo, pasando a una fase conocida como prepupa, que tendrá una duración de entre 21 a 30 días conforme a la temperatura, y tras una segunda muda y varios cambios internos importantes, se convierten en crisálidas.

Finalmente, las crisálidas eclosionan, dando lugar a las mariposas, que poseen un período muy corto de vida que va de uno a dos días, en el cual usan para aparearse y comenzar nuevamente el ciclo.

¿Es venenosa la oruga procesionaria?

Pues sí, las orugas del pino ocultan un veneno considerablemente fuerte en sus vellos. Debido a su fragilidad, suelen desprenderse con el viento y quedar volando por el ambiente donde frecuentan.

El contacto con este pelaje suele causar una seria reacción alérgica a personas como a animales. Puede producir irritación en los ojos, nariz y garganta. Reacción que puede ser mas severa en niños y perros.

En particular, los efectos del pelaje de estas orugas en perros pueden causar daños irreversibles al animal, debido a que suelen ingerirlos de manera involuntaria, causando una seria necrosis en sus gargantas y lenguas.

Muchas áreas de juegos, parques e incluso vecindades tienen cierta cercanía con áreas forestales y muchos niños se ven afectados sin necesidad de acercarse a alguna oruga procesionaria, basta con aspirar un poco del pelaje suelto en el aire para causar una reacción alérgica fuerte.

Muchas veces los niños se ven atraídos por las orugas, y la curiosidad los lleva a tocarlos, causando consecuencias más significativas.

Hoy en día es considerado más como un problema de salud pública, debido a la cantidad de personas afectadas que un problema forestal.

Conoce todas las Orugas Venenosas que existen y aprende a identificarlas

procesionaria del pino

¿Qué debo hacer en caso de haber tenido contacto con la Oruga Procesionaria?

El contacto con las orugas procesionarias puede causar un enorme dolor y escozor, picazón y dermatitis, ampollas, ronchas y pequeñas protuberancias rojas en la piel.

Además, si los vellos de este tipo de orugas entran en contacto con los ojos pueden causar conjuntivitis aguda.

En personas más sensibles o alérgicas, el contacto con la oruga del pino puede generar reacciones mucho más graves, como urticaria, inflamación de las vías respiratorias altas, nauseas, vómitos, dolor de cabeza, broncoespamos y en los casos más graves, anafilaxias.

  • Al  comenzar a ver los síntomas lo principal es mantener la calma para tratar las picaduras de manera óptima. Además, el veneno se distribuye más rápido si el paciente se mueve mucho.
  • Si el animal aún se encuentra en contacto con la piel hay que retirarlo de manera cuidadosa con algún instrumento que lo facilite.  Nunca con las manos desnudas.
  • Para retirar todos los vellos de la oruga procesionaria del pino del cuerpo del paciente usar cinta adhesiva repetidas veces, hasta que no hayan mas pelos ni espinas.
  • Retirar toda la ropa que pudiese estar contaminada y lavar muy bien la zona afectada
  • Para tratar la inflamación aplica frío en la zona afectada
  • Los analgésicos tópicos y calmantes como el paracetamol son de gran ayuda
procesionaria

Usualmente las lesiones duran menos de 24 horas. Si nota que se extiende mas allá de este periodo, es necesario acudir a un medico.

Para evitar las lesiones por orugas procesionarias lo más recomendable es evitar el contacto y no pasar por aéreas arboladas donde sospeche que puede haber nidos de orugas procesionarias

Si evitar pasar por estas aéreas no fuese posible, hacerlo con la mayor protección posible, vistiendo prendas de ropa que cubran piernas, brazos y cuellos. Nos pasar con niños ni con mascotas ya que estos son más sensibles a las picaduras de estas orugas.