Saltar al contenido

Oruga Negra

oruga negra y naranja

La Oruga Negra también conocida como gusano quemador es un lepidóptero que pertenece a la familia Saturniidae. Es un espécimen de hábitos nocturnos y se caracteriza por llevar en su cuerpo vellos, en cuyo interior tienen una sustancia de alta toxicidad, que contiene histamina.

Cuando una persona toca estos pelos de forma puntiagudas, se quiebran y liberan el veneno, que podría ocasionar serias enfermedades en el organismo. Por esto, dicho insecto es considerado como fane-rotóxico, ya que el componente tóxico del animal penetra los tejidos por medio de una estructura punzante.

Su nombre científico es Hylesia nigricans y se distingue por presentar dimorfismo sexual, esto debido a que la hembra es de mayor tamaño que el macho. Estas orugas pueden ser de color pardo oscuro o negro. En cuanto a las mariposas, tienen una coloración oscura y también presentan vellos en su abdomen.

Hay que mencionar que la oruga negra fue declarada, en el año  1911, plaga nacional en Argentina, debido al apetito voraz de la oruga. Este ataca árboles ornamentales, frutales y forestales, devorando casi por completo su follaje.

Características de la oruga negra

Una de las características de esta especie es que al momento de reproducirse  las hembras depositan sus huevos en los mismos árboles que fueron utilizados anteriormente por otras hembras de la especie.

Otro aspecto resaltante es que debido a que generalmente tiene una generación al año, la sincronización de la eclosión de los huevos hace posible el desarrollo de brotes de tipo estacional. Esto es muy importante para llevar el control del gusano quemador, en aquellas regiones donde es considerada una plaga.

Las larvas de mayor tamaño miden entre 35 a 40 milímetros, nacen durante la primavera y pasan por 7 estadios larvales.

La oruga negra presenta conductas sociales diferentes dependiendo de la etapa en la que se encuentre. En algunos de los estadios de su desarrollo son gregarias, viven en comunidad, caminan en fila y se alimentan de manera colectiva. Pero sin embargo, antes de la tapa de pupa, se vuelven solitarias.

oruga negra

La oruga negra puede ser peligrosa

El gusano quemador puede ocasionar Erucismo, que es una especie de dermatitis de tipo urticante, y es causada por el contacto de la piel con los pelos de la oruga. El erucismo se caracteriza por una lesión eritematosa. 

Generalmente se encuentra acompañada de prurito, edema y de un fuerte dolor en la zona afectada. Cuando la enfermedad avanza, podrían aparecer vesículas dérmicas, que posiblemente desaparezcan a los 5 días. Hay que llevar especial cuidado también con la oruga roja.

Lepidopterismo

En algunos casos el contacto de alguna parte del cuerpo con los pelos urticarios de la mariposa del Hylesia nigricans, puede ocasionar dermatitis aguda. Además, se presenta en la zona afectada prurito y eritema, que pueden llegar a originar lesiones con pápulas pruriginosas.

Las manifestaciones clínicas del lepidopterismo pueden agravarse, esto cuando el paciente presenta sensibilización a la histamina, uno de los compuestos que están presentes en el veneno del insecto.

El tratamiento

El tratamiento para las reacciones locales incluye lavar la piel con abundante agua  y jabón, luego aplicar un secado sin contacto, así como medidas de enfriamiento locales, como una bolsa de hielo, o alcohol isopropílico tópico. Se recomienda   colocar una cinta adhesiva en el sitio y tirar de él para sacar los pelos embebidos.

Además se puede aplicar bicarbonato de sodio o loción de calamina puede aliviar las molestias. El tratamiento de las reacciones graves es el mismo que el de las picaduras de insectos. En caso de complicaciones lo más recomendado es acudir lo antes posible a un médico. 

Ecosistema y hábitat

La oruga negra es endémico de la región sur de Brasil y de la zona norte y central de Argentina. También puede localizarse en países como Uruguay, México, Perú, Venezuela, y la Guayana Francesa.

Puede vivir en un gran número de árboles y plantas fructíferas, llegando a devorar frecuentemente todo su follaje, por ello un brote de esta especie puede significar un problema. Respecto a las plantas hospedadoras, las investigaciones señalan a numerosas especies, pertenecientes a más de 14 familias distintas. 

Esta diversidad de plantas y árboles que pueden hospedar al gusano quemador   revela su facilidad adaptativa en una gran variedad de grupos vegetales.

oruga negra en casa

Además este insecto puede sobrevivir en las ciudades, ya que tanto las orugas como las mariposas, pueden encontrarse en  parques y jardines de las metrópolis en donde se pueden alimentar de las hojas de los árboles urbanos.

La oruga vellosa

Los vellos urticantes sirven como mecanismos de defensa primarios utilizados por numerosas plantas, algunas tarántulas, y varias orugas lepidópteras. Los pelillos recubren las superficies dorsal y posterior del abdomen de una tarántula u oruga. Por ejemplo, existen especies de tarántula que pueden arrojar estos pelos a sus atacantes.

Existen especies de orugas  con pelos urticantes en por lo menos once familias de lepidópteros, algunas de ellas son: Arctiinae (polillas tigre), Anthelidae (antélidos), Bombycidae, Eupterotidae, Lasiocampidae, gusanos tira-flechas, gusanos pollito y gusanos quemadores.

Uno de los tipos más común de las orugas vellosas son la oruga oso lanuda que se convierte en la polilla tigre, y la oruga oso lanuda con bandas negras, que se convierte en la polilla tigre Isabel, esta se distingue por ser de color blanca en cada extremo con rojo, naranja y café al centro.

✅ Conoce todos los tipos de orugas

Oruga negra de los Aglais

La oruga negra de los Aglais es una de las 143 especies que forman parte del género Aglais, incluido en la familia Nymphalidae. De este espécimen proviene una mariposa de tamaño mediano y de color naranja y negro. Esta es denominada como la mariposa de la ortiga. 

En su ciclo biológico es una especie bivoltina, con dos incubaciones que emergen, una al principio de la primavera y otra a finales. Asimismo, las hembras depositan entre 150 y 250 huevos que eclosionan a las dos semanas. 

Las pequeñas orugas son negras y portan numerosas espinas urticantes, suelen vivir agrupadas en pequeños nidos sedosos para protegerse de parásitos y predadores. Tras 40 o 45 días sale del nido y forma una crisálida en su planta nutricia o de plantas próximas. De ella emerge una majestuosa mariposa.