Saltar al contenido

La metamorfosis: de oruga a mariposa

de oruga a mariposa para niños

Los procesos de la naturaleza están llenos de ciclos sorprendentes que nos hacen deslumbrar debido al grado de perfección con que se presentan, uno de ellos es sin duda la transformación de oruga a mariposa. Cambio que requiere de varias etapas en donde una larva puede llegar a convertirse en una flamante mariposa.   

Su nombre científico es Lepidoptera, y es un insecto holometálobo, debido a que consta de una serie de características de transformación que estudiaremos en este artículo. Aunque no lo parezca la mayoría de estas especies son nocturnas, y la más conocida es la mariposa Monarca por ser naturaleza diurna. 

La metamorfosis de oruga a mariposa obedece a un conjunto de fases o etapas que atraviesa este insecto desde su concepción, hasta que alcanza la edad adulta y es capaz de reproducirse y empezar el ciclo nuevamente, esto al dar vida a una nueva mariposa.

¿Qué es la metamorfosis?

El término metamorfosis proviene del griego, y era un vocablo que se usaba para referirse a la transformación. De este modo se empleaba para referirse al cambio o mutación de una cosa que se convertía en algo totalmente distinto. Esta es la razón de que esta expresión se use para hablar sobre el cambio de las mariposas.

Hoy en día la metamorfosis hace referencia al estudio de los animales, y al gran cambio que sufren algunos de estos en su evolución. Los especímenes que sufren este cambio pueden experimentar una mutación total, con lo cual pueden parecer otro animal completamente distinto, e incluso llegando a cambiar de género.

Son muchos los animales que sufren la metamorfosis, aunque principalmente la atraviesan los invertebrados. Por su parte, los anfibios son los únicos animales vertebrados que sufren este gran cambio. 

Metamorfosis: de oruga a mariposa

Una oruga realiza una metamorfosis completa hasta convertirse en mariposa, este es un largo periodo en el que el animal sufre una importante cantidad de cambios tanto físicos como estructurales. Las principales etapas del proceso de cambio de las mariposas se pueden dividir en 4, las cuales son las siguientes:

El huevo

La metamorfosis de la mariposa comienza con el huevo, estos pueden apreciarse a simple vista, el tamaño de los lepidópteros más pequeños son relativamente grandes: de 0,2 a 0,3 milímetros. Por su parte, los huevos más grandes pueden alcanzar el tamaño de un guisante: de 3 a 4 milímetros.

cambio de oruga a mariposa

El huevo se presenta completamente cubierto de una sólida cascara o corion que recubre al embrión. Esta capa de yema que lo rodea, le proporciona el alimento para su desarrollo durante su transformación de oruga a mariposa.

La superficie exterior puede ser más o menos suave o rugosa, esculpida con crestas y huecos o estar decorada con manchas irregulares.

La forma del huevo de las mariposas pueden presentarse en diferentes formas y estas pueden ser de tipo esférica, cónica, cilíndrica, con forma de barra, bote o huso, angular o plana y tipo escama.

La oruga

Las pequeñas orugas salen de los huevos, tras haber transcurrido cierto período de tiempo, variando según las especies y los factores externos. Asimismo el factor externo que más influye en el desarrollo del huevo es la temperatura, seguido por la humedad.

Cuando la oruga sale del huevo, en su cambio de oruga a mariposa, inicia la búsqueda de los alimentos específicos que componen su dieta, estas se componen de hojas verdes, yemas, raíces, bulbos, madera o cualquier otra cosa.

Las orugas se caracterizan por tener una gran diversidad de tamaños, formas y colores. Por ejemplo en las polillas de especies más pequeñas, las orugas son tan diminutas que pueden perfora túneles en las hojas llamados minas, comiéndose el tejido verde situado entre la epidermis superior e inferior.

Respecto a sus características físicas, las orugas presentan cuernos y penachos de pelo que les protegen de sus enemigos dándoles un aspecto amenazador o haciéndolas invisibles. Las orugas cuentan con innumerables enemigos, y por ello han desarrollado una gran variedad de adaptaciones que sirven para hacerlas invisibles, confundiéndolas con su hábitat.

Pupa o crisálida

Una vez cumplido el crecimiento definitivo, la oruga busca un lugar seguro donde elabora un capullo o prepara una cámara en donde se transforma en pupa o crisálida. En su estado de crisálida es prácticamente inerte y no ingiere alimento alguno.

Durante esta etapa tiene lugar un proceso sorprendente durante el cual, a partir de la informe masa de materia viva, se forma una mariposa adulta.

de oruga a mariposa

Algunas pupas se sostienen sobre su extremo posterior y se sujetan por un hilo de seda que rodea su tórax; otras se cuelgan de unos ganchos que llevan situados al final del abdomen. La mayor parte de las pupas pasan el período de reposo en posición yacente, recostadas en el suelo o en un capullo o en su escondite.

Estos escondites pueden ser una hoja enrollada, un hueco en el interior de un tallo, la cápsula de una semilla, el interior de la fruta, planta o una galería tallada en la madera.

Adultez y apareamiento

Después de un cierto período de tiempo, la mariposa emerge de la crisálida y da inicio a la etapa de la adultez y posterior reproducción. Una vez la oruga ha finalizado su proceso de transformación, la mariposa adulta está lista para salir al exterior.

La nueva mariposa volará para buscar su comida. Finalmente al cabo de unas horas la mariposa buscará un compañero para aparearse y así poder empezar el ciclo nuevamente.

Y ahora: Transformación de oruga a mariposa PARA NIÑOS

La mariposa nace luego de atravesar varias etapas desde el momento en que la hembra deposita los huevos en las plantas. 

Los huevos son realmente pequeños. Dependiendo de la especie, pueden ser de diferentes tamaños. Su color suele ser blanco, grisáceo y casi negro en algunas especies. 

Del huevo sale una oruga que comienza a alimentarse de la planta en la que esté. Durante este período, la oruga muda su exoesqueleto para poder crecer y duplica su tamaño en poco tiempo.

Alcanzado el tamaño necesario, el período de la larva se culmina y se introduce en una crisálida o pupa, en la cual inicia la última fase de metamorfosis de donde emergerá una mariposa.